VALDIVIA, CAPITAL CULTURAL DE AMERICA 2016/THE INTERNATIONAL BUREAU OF CULTURAL CAPITALS -MARTES 10 JUNIO 2014 historiadevaldivia.chile@gmail.com HISTORIA DE VALDIVIA - CHILE: COLONIZACION ALEMANA SIGLO XIX

COLONIZACION ALEMANA SIGLO XIX

Bernardo Philippi es considerado el padre de la Colonización Alemana en el Sur de Chile. Ingeniero, naturalista y explorador, llega a Valdivia 1842 con la intención de recolectar plantas y explorar sus interiores, se encuentra con una buena aceptación y queda prendado de la belleza y riqueza natural.
A raíz de la transformaciones socio políticos de Europa y que genera una onda migratoria de alemanes al restos del mundo, Philippi ve una oportunidad para traer a compatriotas a colonizar estas tierras; encuentra un gran aliado en Salvador Sanfuentes y Torres, Ministro de Justicia del Presidente Manuel Bulnes y se transforma en un gran propagandista de la idea desde el gobierno central.
Ya en 1841, Philippi Dirigió una carta al Intendente de Valdivia, don José Ignacio García Lagos en que exponía su plan de colonización alemana. Otro tanto hizo con la Sociedad Geográfica de Berlín y convence a sus compatriotas, Andrew, Ritter, Gersting y Wappaus, de las bondades de sus ideas.
En 1845, Philippi recurre a las casas comerciales alemanas en Valparaíso para promover una colonización privada; así es como logra convencer a Franz Kindermann, Contador de Huith, Gruning & Cía; y al Cónsul Honorario de Prusia, don Ferdinand Flindt, Gerente de Canciani e Hijos.
Sanfuentes, como Intendente de Valdivia (1844-1847) y muy amigo de Guillermo Frick (Primer colono alemán radicado en Valdivia, considerado un pionero, patriarca, sabio y genio que honró a Valdivia con su presencia, fue un referente y guía de los valdivianos hasta el día de su muerte en 1905 -aún, hoy, tenemos obras urbanas en la ciudad y Provincia, alguna vez soñados por El. Además de una Colección "Valdivianische Musik") coinciden con el segundo viaje a la ciudad de Philippi para lo cual llevan a cabo – junto a Alexander Simon y Guillermo Döll- una expedición hacia el interior de la Provincia haciendo levantamientos geográficos desde el río Bueno al Lago Llanquihue).
Como consecuencia del tesón del sabio alemán, éste viaja a Berlín (cuyo hermano mayor, Rodulfo Amando Philippi, era miembro de la Real Sociedad de la Ciencia de Berlín) con la intención de traer alemanes a Valdivia, consigue que el 25 agosto 1846 recalara en Corral el primer grupo de inmigrantes germanos a Valdivia en el velero Catalina (Johann Bachmann, Lorenz Hollstein, Bernardo Henckel, Johannes Ide, Joseph Jaeger, Heinrich Krahmer, Heinrich Kramm, Nicolaus Ruch, Georg Aubel, etc.); dando así el comienzo de la colonización Alemana en Valdivia.
Frente a esto, el Gobierno del General Manuel  Bulnes y su Ministro Manuel Montt impulsan una Ley de Colonización y de Tierras en el Sur.
El 18 de Noviembre de 1845, se dicta la Ley de Colonización; al año siguiente el Intendente de Valdivia, Salvador Sanfuentes pidió autorización al gobierno para distribuir un número determinado de cuadras a los jefes de familias que dieran garantías de laboriosidad. Al poco tiempo fue nombrado Ministro de Estado, cargo en cual siguió impulsando el poblamiento.
El Gobierno encargó en 1849 y por intermedio de Antonio García Reyes, entonces Ministro de Hacienda, a Guillermo Frick y al Sargento Mayor de Ingenieros Agustín Olavarrieta la determinación y cabida de los terrenos fiscales de la Provincia de Valdivia.
Con la empresa colonizadora en marcha, se nombra Agente de Colonización en Alemania a Bernardo Philippi y en Valdivia es designado don Vicente Pérez Rosales. Philippi se traslada a Kassel y publica propaganda muy llamativa en las principales revistas especializadas de viajes para atraer flujos de inmigrantes a Chile.
13 noviembre de 1850, llega (bajo la nueva Ley de Colonización) a Corral el más emblemático de la Colonización Alemana en Valdivia, el Bergantín “Hermann” con 95 inmigrantes (los más emblemáticos de todos), encabezados por el insigne Carlos Anwandter con toda su familia [Además de: Wilhelm August Auras (y esposa: Sophie Friederike Grube). H. Karl Badtke. Albert August Becker. Louise Blüfert (e Hijo: Carl, 8 Años). Ernestine Buenschler. Christian Bursch. Ferdinand Döll Sauer. Katharina Döll Sauer. Georg Hermann Friedrich Ebner Kurz (y esposa: Emilie Catharine Christiane Windnagel Aldinger). Juliane Harnisch Eichler. F. August Grimm. Georg Haeberle. Friedrich Hermann Conrad Hantelmann. August Hermann. Christian Gottlieb Hettich Greuling. G.S. Hettich Greuling. Gottlieb Friedrich Hettich Greuling. Franz J. M. Kaskel. Christian Kayser. Johann Jakob Keller (y esposa: Catherine). Georg Wilhelm Kindermann, 48 Años (e esposa: Edelhaid Maria Antonie Exss Wiegand) [Hijo De Johann Christoph Kindermann. Hermano De Franz Christoph Kindermann]. Elisa Kindermann Exss. Elfriede Kindermann Exss. Gottlieb J. Klein. Theodor Körner. Christian Kschinka. Karl Immanuel Hermann Kunstmann von Lüttichau.  H. Franz Lange. Xaver Linck. Hermann Ludwig Metzdorf Radenhacker, 30 Años (y esposa: Pauline Caroline. E Hijos: Paul, 6 Años; Maria, 3 Años; y Un Bebe). August Metzdorf Radenhacker, 21 Años. Hermann Menzel. Ludwig Ernst Moser Meyer. Rudolf Moser. Karl Nicolai. Christian Friedrich Noack Spielberg (y esposa y 3 niños). Friedrich Pauer. Carl G. Richter. Georg Friedrich Gottfried Richter Liske. Jakob Reuter. Georg Rehwald. Wilhelm Ribbeck Collani. Friedrich Ribbeck Collani. Heinrich Ribbeck. C. W. Rosenthal. Wilhelm Adolf Schlegel (y esposa: Marie Benroth). Karl Schmidt. U. F. Schröder. Wilhelmine Schultz. Wilhelmine Seissmann. Eitel Albrecht Strobel Lonsinger (y esposa: Ursula Katharina Keppler Speidel. E hijos: Albrecht; Maria; Katharina; Georg). Karl Tiedemann. Rudolf Uthemann Held. Eduard Winkler Gerhardt. Karl Hermann Wiswede/Wiswiede, 24 Años (y esposa: Friederike Mathilde Bentjerodt Vollbrecht?]. Aquí viajaron los troncos de las familias fundadoras de Valdivia de origen alemán. Fueron los primeros industriales y comerciantes que dieron origen a instituciones y clubes sociales, empresas y costumbres que se mantienen hasta el día de hoy tan patente como ayer.
Legado de Anwandter: "Seremos chilenos honrados y laboriosos como el que más fuere. Unidos a las filas de nuestros nuevos compatriotas, defenderemos nuestro país adoptivo contra toda agresión extranjera, con la decisión y firmeza del hombre que defiende su patria, a su familia y sus intereses. Nunca tendrá el país que nos adopta por hijos, motivos de arrepentirse de su proceder ilustrado, humano y generoso..." (extracto del discurso de Carlos Anwandter, el 18 de Noviembre de 1851 al momento de concederle la Nacionalidad Chilena).

“La situación de Valdivia y de sus habitantes hacia mediados del siglo XIX era, respecto de la zona central del país, muy atrasada…Esta realidad comenzaría a cambiar a partir de 1850, cuando se inició la instalación de los primeros grupos de inmigrantes provenientes de Alemania. De hecho, entre ese año y 1875, aproximadamente 6.000 alemanes se instalaron en la zona sur de Chile, de los cuales unos 2.000 lo hicieron en Valdivia y sus zonas aledañas. Procedentes de diversos estados alemanes, la principal característica de este grupo era su relativa homogeneidad profesional, pues un 45% de ellos se había dedicado a desarrollar oficios artesanales en sus lugares de origen. A continuación y a una cierta distancia, aparecían agricultores, comerciantes, y quienes habían ocupado cargos de relevancia funcionaria e intelectual.
Especialmente importantes para el futuro desarrollo económico de Valdivia resultaron los artesanos y los comerciantes, que representaban casi el 60% de los oficios registrados, pues ellos introdujeron e impulsaron una variada gama de actividades productivas y comerciales, desconocidas hasta ese entonces en la región. Al contrario de lo que siempre suele asociarse a la mayoría de los grupos inmigrantes, un número importante de los germanos que arribaron a Valdivia no eran personas de escasos recursos, pues muchos de ellos trajeron consigo sumas significativas de capitales, distribuidos en dinero efectivo, herramientas, maquinarias y otros bienes de distinto tipo. La solvencia económica de este grupo quedó en evidencia ya en el momento de su desembarco, cuando comenzaron a adquirir costosas propiedades urbanas y agrícolas en la ciudad y sus alrededores, así como materiales de construcción, ganado y pequeñas embarcaciones.
Por otra parte, los alemanes más acaudalados, como Carlos Anwandter, otorgaron créditos a los connacionales que no disponían del financiamiento necesario para emprender sus actividades en la región.
Otra característica relevante de este grupo radicaba en que entre ellos casi no se encontraban analfabetos, en circunstancias que el índice de analfabetismo de la zona de Valdivia, a la fecha de su arribo, se situaba por sobre el 70%.
La sociedad que se estructuró en Valdivia en torno a este pequeño núcleo inicial de inmigrantes y de sus descendientes fue significativamente marcada por la creación y desarrollo de importantes industrias, entre 1850 y 1914. Uno de los aspectos más relevantes de este desarrollo radicó en que los empresarios de origen germano lograron desarrollar un importante conglomerado de modernas fábricas, que se caracterizaba por la utilización del motor a vapor, la división del trabajo, la incorporación permanente de nuevas tecnologías y capitales, el pago de salarios en dinero efectivo, que premiaba la productividad de los trabajadores, y que transformando las materias primas locales en bienes elaborados y semielaborados, los colocaba en el mercado local, nacional e internacional.
Entre las principales industrias y propietarios industriales que destacaron durante este período se deben mencionar la cervecería Anwandter, fundada por Carlos Anwandter y posteriormente administrada por sus hijos; la fábrica de zapatos Rudloff, de propiedad de Cristiano Rudloff y más tarde gestionada por su hijo Luis; la Compañía Industrial de Valdivia de Eduardo Prochelle y de sus hijos Carlos y Gustavo, que además de elaborar cueros y de exportarlos a Alemania, poseía un local de grandes dimensiones para la venta a público de productos importados en el centro de la ciudad; las respectivas curtiembres de los hermanos Jorge y Santiago Schüler; de Pablo Hoffmann, entre otras, que también exportaban su producción a Alemania; los astilleros de Alberto Behrens y de los hermanos Oettinger; las navieras de los hermanos Haverbeck, entre otras tantas.
Estos empresarios lograron incursionar exitosamente con sus productos en los mercados locales, nacionales e internacionales, transformando a Valdivia en un importante puerto exportador de productos industriales.
El constante crecimiento exhibido por los establecimientos industriales de los alemanes y la adopción de procesos productivos cada vez más especializados, generó también una importante demanda por mano de obra, que mejoró sustancialmente la calidad de vida de los trabajadores de la ciudad.
Otro desarrollo que caracterizó el accionar de los miembros de la colonia alemana de Valdivia tuvo relación con la fundación de una gran cantidad de asociaciones o Vereine, que les sirvieron para articular y representar sus intereses ante la sociedad. Estos clubes, que en Alemania habían logrado un explosivo desarrollo entre los años 1815 y 1848, se basaban en el principio de la autonomía de los individuos frente al Estado y las iglesias, y de la igualdad de derechos y deberes entre sus miembros. Los socios que las constituían lo hacían libremente y con la finalidad de alcanzar objetivos comunes. En su interior se desarrollaba una estricta convivencia democrática, que iba desde la formulación de los objetivos, la redacción de los estatutos y la elección del directorio, hasta la celebración de asambleas y la aceptación de nuevos miembros.
Entre las más importantes destacaban el Club Alemán, el Club Alemán Unión, el Colegio Alemán, las compañías alemanas de bomberos y una larga lista de clubes de beneficencia, deportivos, artísticos y musicales.
La importancia de algunas de estas asociaciones, como el Club Alemán por ejemplo, que hacia mediados de la década de 1890 contaba con cerca de 200 socios y disponía de una biblioteca con más de 4.000 volúmenes, de salas de reuniones, de juegos, de fiestas, de comedores, etc., radicaba en el hecho de que desde su fundación en 1853, se constituyó en el lugar donde los inmigrantes alemanes se reunían diariamente a discutir sus problemas y proyectos. Incluso, no era raro que a estas reuniones asistiera, en carácter privado y extraoficial, el Intendente de la provincia. Así, estas se fueron transformando en la instancia en la que se adoptaron decisiones de gran importancia tanto para los propios alemanes como para la ciudad misma. Precisamente allí se decidieron la fundación del Colegio Alemán y de la Primera Compañía de Bomberos de Valdivia.
En la mayoría de estas asociaciones predominaban los empresarios más importantes de la colonia, aun cuando con el correr del tiempo los artesanos y los empleados también crearon sus propios clubes.
Por último, cabe referirse brevemente a las ideas políticas que sostuvieron los alemanes de Valdivia. Liderados desde un comienzo por Carlos Anwandter, que tenía una larga experiencia política y que había abandonado Alemania por estar en desacuerdo con las ideas conservadoras que se habían impuesto en Prusia tras la derrota de la revolución liberal de 1848, los inmigrantes germanos siempre buscaron integrarse como ciudadanos chilenos. Para ellos la integración se basaba en la posibilidad de ejercer sus derechos políticos, de poder practicar la libertad de conciencia y de tener derecho a la propiedad.
De esta manera, sus preferencias políticas se inclinaron mayoritariamente a favor del Partido Liberal, que les daba más garantías de respeto a estos valores.
Aun cuando recién en 1888 eligieron a un diputado proveniente de las filas de la colonia -que fue el médico y miembro del Partido Liberal Víctor Körner, nieto de Carlos Anwandter-, sus mayores esfuerzos los dedicaron a la participación política a nivel local. Ya en los primeros años de la década de 1870, encontramos alemanes participando en el Concejo Municipal de Valdivia. Pero fue hacia fines de la década siguiente cuando lograron alcanzar el cargo de Alcalde de la ciudad. De especial relevancia fue el período (1901-1903) en el que este puesto fue ocupado por el empresario Luis Rudloff, que se dedicó a mejorar considerablemente la infraestructura caminera y de servicios de la comuna.
En medio de este complejo contexto social, caracterizado por la presencia de un grupo de poderosos y acaudalados empresarios industriales, agrupados en distintas asociaciones y con un marcado acento liberal en su visión política, se tuvo que desenvolver el periódico que inicialmente se llamó Deutsche Zeitung…”¹


ESCRITURA PÚBLICA DE COMPRA-VENTA & LOTEO
DE LA ISLA TEJA A LOS PRIMEROS COLONOS ALEMANES EN 1850
“En la ciudad de Valdivia, a diez y ocho días del mes de Diciembre de mil ochocientos cincuenta años, ante mí, el escribano público y testigos compareció don Miguel Bravo, procurador de la ciudad de la Ilustre Municipalidad de este departamento, a quien doy fe, conozco y dijo: que a nombre y en representación de esta corporación daba y dio en venta pública y enagenación perpetua para siempre jamás a censo irredimible la isla denominada 'Isla Teja o Valenzuela', adquirida por la Municipalidad en el otro lado del río que pasa por este pueblo y cuya venta la hace el otorgante a nombre del cuerpo Municipal a los inmigrados alemanes que son: don Carl Anwandter, don Hermán y Richard Anwandter, don Theodor Koener, don Wilhelm Kindermann, don Carl Richter, don Luis y Augusto Metzdorf, don Carl Badtke, don Franz Lange, don Julio Fritz, don Georje Beriald, don Hermann Kunstmann, don Augusto Herrmann, don Ludovico Moser, don Federico Bauer, don Alberto Becker, don Adolfo Schlegel, don Federico Richter, don Hermán Ribbeck y sus dos hermanos Guillermo y Federico, don Rodolfo Utemann, don Hermán Menzel, don Juan Jacobo Keller, don Gottiab Klain, don Eitel Albrecht Strabs y sus dos hijos Alberto y Georje, don Jacobo Reuther, don Cristiano Kaysen, don Enrique Alsdorf, don Roberto Moser, don Willibald Lechler, don Hermán Hantelmann, don Adolfo Schott, don Wilhelm Fritz, don Hermán Ebner, don Hermán Visivede, don Gustavo Hetttich y su hermano Federico, don Christian Kasickinka, don Christian Burisch, don Federico Haack, y don Wilhel Auras, todos residentes actualmente en este departamento y dicho procurador de ciudad don Miguel Bravo a nombre de la Ilustre Municipalidad hace dicha venta a censo irremidible a los citados en común alemanes de la isla Valenzuela, bajo las condiciones y cláusulas siguientes: Primero. El territorio vendido es todo aquel que comprende la isla todos sus usos, costumbres y servidumbres, a excepción de diez cuadras de terreno que tenía vendidas la Ilustre Municipalidad al señor Schülcke a censo irredimible. Segundo. El resto de la isla deducidas las diez cuadras que se señalan en el articulo anterior para el pleno dominio a los compradores quienes en virtud de recibirlas a censos irredimible se obligan a pagar a la Ilustre Municipalidad de esta ciudad doscientos cincuenta pesos anuales los cinco primeros años contados desde el primero de enero de mil ochocientos cincuenta y un años hasta el primero del mismo mes del año mil ochocientos cincuenta y seis que enteran los cinco años el sexto año pagaran trescientos pesos; el séptimo, trescientos cincuenta, el octavo, cuatrocientos; el nono, cuatrocientos cincuenta y el décimo quinientos pesos, desde este año para adelante seguirán pagando quinientos pesos anuales, sin que esta cantidad pueda ser nunca aumentada ni disminuida. Tercero. El señor Schülcke pagará anualmente a la Ilustre Municipalidad la cantidad en que salga gravada su hijuela como si el todo de la Isla tuviera que pagar siempre doscientos cincuenta pesos anuales y los nuevos compradores contaran para el pago que a ellos corresponda sobre la cantidad que dicho Schülcke debe pagar cada un año. Cuarto. Se incluye el armero Rusch en el número de los compradores. Quinto, los compradores quedan obligados a dividirse amigablemente ellos los terrenos de la isla sin separarse de la justicia y equidad y si en el reparto se suscitaren algunos tropiezos deberán estos ser llamados por la decisión del mayor numero. Sexto. Determinados los deslindes de los lotes que a cada uno se le aparte, procederán inmediatamente a fijar el canon anual que a cada lote corresponda de manera que sumados todos estos cañones con el que paga Schülcke enteren la cantidad que por el articulo segundo se debe de pagar a la Ilustre Municipalidad. Séptimo. Como la Ilustre Municipalidad no puede recibir atraso en el pago de las cantidades que debe percibir los compradores se obligan a cumplir con los deberes que le imponen los artículos quinto y sexto en todo el año de cincuenta y uno próximo venidero y a presentar al señor procurador de la ciudad de la Municipalidad una nota firmada por todos ellos en la cual venga especificado el nombre de cada propietario y la cantidad que debe de pagar anualmente de modo que todas las partidas juntas den el total que se requiere. Octavo. El mismo terreno vendido responderá por su canon anual. Noveno. Ningún comprador puede abandonar el terreno que le quepa en parte, sin dejar en el una persona con quien deba entenderse el Ilustre Cavilado para recaudar su renta. Décimo. Abonarán los compradores a los pobres chacareros que tengan algún sembrado en la isla los costos de labranza y semillas y por este acto serán dueños de las siembras o si les conviniere tratar con ellos de algún otro modo con tal que sea justo y equitativo puedan hacerlo, bien entendidos que los mencionados chacareros solo pueden estar de derecho en la Isla hasta el primero de enero de mil ochocientos cincuenta y uno años. Undécimo. La isla en cuestión es desde el día primero de enero de mil ochocientos cincuenta y un años para adelante y para siempre jamás propiedad y dominio de los compradores para ellos, sucesores y quien sus derechos represente, siempre que se ciñan a las cláusulas que encierran esta escritura como asimismo que nadie en ningún tiempo podrá turbarlos en su pacifica posesión en los referidos terrenos. Al cumplimiento de lo pactado, tanto la Ilustre Municipalidad por conducto de su procurador de la ciudad don Miguel Bravo como todos y cada uno de los compradores nombrados quedan obligados a cumplir fiel y exactamente todos los artículos de este instrumento para cuyo efecto comprometen sus bienes presentes y futuros y los compradores renuncian en toda forma de derecho las leyes y fueron que le favorezcan sin lugar a reclamo alguno ni de ninguna clase que sea. Así lo dijeron, otorgaron y firmaron con los testigos que fueron don Vicente Pérez Rosales y don Esteban Albarracin, ante mi de que doy fe. Miguel Bravo. Carl Anwandter. Hermán Anwandter. Richard Anwandter. Theodor Koerner. Wilhelm Kindermann. Carl Richter. Julios Fietz. Luis Metzdorf. Carl Bradtke. Augusto Metzdorf. Frans Lange. George Beriald. Eduardo Wincker. Carl Schmidt. Hermán Kunstmann. Augusto Herrmann. Ludovico Moser. Federico Bauer. Albert Becker. Adolfo Schlegel. Federico Richter. Hermán Ribbeck. Guillermo Ribbeck. Federico Ribbeck. Rodolfo Uthemann. Hermán Menzel. Juan Jacobo Keller. Gottieb Kein. Eitel Albrecht Strobel. Alberto Strobel. Georje Strobel. Jacobo Reuther. Cristiano Kaiser. Enrique Alsdorf. Rodolfo Moser. Willibald Lechler. Hermán Hantelmann. Adolfo Schott. Wilhelm Seitz. Hermán Ebner. Hermán Wisivede. Cristian Hettich. Federico Hettich. Cristian Kisikinda. Cristian Burisch. Federico Hoack. Wilhelm Auras. Nicolás Reuch. Como testigo y como agente de la colonización en Valdivia. Vicente Pérez Rosales. Tgo: Esteban Albarracin. Ante mi José Ma£ Corbalan. Esbno Puico.- Conforme con la matriz.- Valdivia, diez y siete de agosto de mil novecientos veintitrés. J. Ríos. Conforme con la copia autorizada tenida a la vista y devuelta al interesado. Valdivia, tres de Marzo de mil novecientos treinta y tres" ²

ENTRE 1846-1875, RECALAN 46 NAVES EN CORRAL/VALDIVIA [14 A PUERTO MONTT Y 6 A VALPARAÍSO]. ÉSTOS ZARPAN DESDE EL PUERTO DE HAMBURGO -LA MAYORÍA PERTENECÍA A LA FIRMA JEAN CAESAR GODEFFROY E HIJOS (HAMBURGO). EMPRESA REPRESENTADA POR GUILLERMO FRICK ELTZE COMO AGENTE EN VALDIVIA.

**NOTA
ESTE TRABAJO ESTÁ SUJETO A MODIFICACIÓN Y ATENTO A VUESTRA COLABORACIÓN. 
LOS DETALLES, FUENTES  Y ANTECEDENTES PERSONALES SON RESGUARDOS DEL AUTOR.
SI USTED COPIA ESTE MATERIAL DEBE CITAR LA FUENTE:
http://historiadevaldivia-chile.blogspot.com [HISTORIA DE VALDIVIA-CHILE]
Fuente:
¹ Historia de las Estrategias Periodísticas del Periódico. Valdivias Deutsche Zeitung, 1886-1912. Patricio Bernedo Pinto. Instituto de Historia. Pontificia Universidad Católica de Chile. Revista online. 2010
² Revista de Derecho de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, Universidad Austral de Chile, Vol. VIII, 1997, pp. 199-201
* La Sociedad en Chile Austral antes de la Colonización Alemana, Valdivia, Osorno, Río Bueno, La Unión, 1645-1850. P. Gabriel Guarda, OSB. Ediciones Universidad Católica de Chile, 2006
* Reseña de la Colonización en Chile. René A. Peri Fagerstrom. Edit. Andres Bello, 1989
* von Göttingen nach Valdivia. Die Chileanauswanderung Göttinger Handwerker im 19 Jahrhundert. Mechthild Weiss. Münster, 2004
* Deutsche Auswanderung nach Chile 1857-1875.  Armin von Clasen 
* Family Conrad Amthauer 1806-2011. Horst Redlich M., 2011
* Nueva Historia de Valdivia. P. Gabriel Guarda, OSB. Ediciones Universidad Católica de Chile, 2001
* list 35. Ship Hermann, Captain J. Simonsen. Departing Hamburg 29 Jun 1850 for Valdivia. German and Central European Emigration. Monograph Numbre 1. Reconstructed Passenger List for 1850: hamburg to Australia, Brazil, Canadá, Chile, and The United States. Clifford Neal Smith
* Historia de la Familia Bischoffshausen. Diario Chileno Austro Aleman. http://grafelbergnoticias.blogspot.com
* Album Familia Becker-Schleef y Descendientes, 1830-1948. http://clinapolloni.com
* Valdivia en 1852, Philippi, Rudolph Amandus, 1808-1904. La Revista de Chile: Hume y Cia, 1898-1901. Nº 73, Mayo 1901. Nº 75, Junio 1901. http://www.memoriachilena.cl
* Familia Scheihing. Información General y Genealogía en Chile. http://nick997997.blogspot.com
* Nota sobre la llegada de la Familia Deppe a Chile. http://www.brandcapital.net
* Breve Introducción Histórica a la Genealogía de la Familia Fiegelist en Chile. http://www.genealog.cl
* Barcos usados por Inmigrantes a Chile. http://www.ancestros.de
* Inmigrantes Alemanes al Sur de Chile y otras Familias. http://www.genealog.cl
* Descendientes de Gottfried Raddatz, 2003
* Julio César Avendaño. Recopilación Personal. http://historiadevaldivia-chile.blogspot.com